23 de febrero de 2018


El Montseny nevado, parece un nervudo y musculado boxeador plantándole cara al horizonte.

Hace frío, me sumerjo en una constelación de pensamientos que no me conducen a ningún punto concreto.

En vista de los acontecimientos recientes y, sin ser muy consciente, de todo lo que está sucediendo, he decidido seguir escribiendo este diario de vida, aunque no sé si lo haré muy a menudo.

Hoy he comido de mala manera, apenas he tenido tiempo para hervir unos macarrones con un poco de salsa de tomate casera que dormía en una de las fiambreras de la nevera.

Decidí dar a luz el libro Diario de una mujer olvidada (Diagnóstico cáncer), porque es eso, una mujer que se ha olvidado de sí misma y cómo  poco a poco recupera su capacidad de vivir. Hacerlo paso a paso y dejando ese testimonio, un grano más de arena sobre el manto de la tierra.

Nos olvidamos de que podemos calzarnos el cielo en los zapatos, que no es necesario viajar a los cielos, que la tierra está habitada por multitud de estrellas esperando ser descubiertas.

La soledad se me atraganta y  serpentea bajo la piel, pero en ella palpita el corazón, un lobo que aúlla en las noches, un lobo al que  ya no le importa la luna.
Así lo expresaba Viktor Frankl en el Hombre en busca de sentido,  el sufrimiento nos despierta el sentido de nuestra vida.

Ahora la furia de la vida es imparable.

A raíz de todo esto, me entrevistaron, es la magia de la vida la que me sacude el polvo del camino y me devuelve el aliento para seguir. Hablar del libro y lo que ha representado escribirlo.

La vida viene y nos atrapa, ella perpetra el atraco más vil, nos arranca de la zona de confort, nos recuerda la caducidad y,  con luces de neón y sirenas de coches de policía,  nos recuerda que dormimos ante ella. La vida y sus malabarismos.

El colibrí me acompaña, muerte y resurrección, libertad de volar ya sea en la luz o en  la oscuridad, tan solo libertad.


Se maceran los destinos en una copa de vino tinto que sorbo despacio.

Se me hace raro escuchar mi propia voz:

https://soundcloud.com/mcarmen-mart-nez-1/abiertos-a-la-cultura-2222018

Mi gato muy gato me mira, no le importa nada mi voz.

Nuevos tiempos, nuevos horizontes:

https://www.amazon.es/diario-una-mujer-olvidada-Diagn%C3%B3stico/dp/1980305366/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1519403435&sr=8-1&keywords=diario+de+una+mujer+olvidada




No hay comentarios:

Publicar un comentario